Por Débora Montesinos

Hace año y medio, un comentario sobre las posibilidades de la Inteligencia Artificial (IA) aplicada a la salud, que inició en el medio tiempo de un partido de futbol amateur con mayoría de jugadores médicos, detonó el proyecto que puede cambiar la vida de los bebés que, por distintas circunstancias, desarrollan la llamada Retinopatía del Prematuro, causa de que en México, cada día, 12 recién nacidos queden ciegos. Y, si quisiéramos añadir dramatismo a esa realidad, estudios demuestran que 70% de los casos son curables si la enfermedad es detectada a tiempo, lo que no ocurre sobre todo porque este es un país en desarrollo.

Francisco Corona, director de Servicios en la Nube de Microsoft México y Carlos Serafín, director general de Business Data Evolution -el partner de Microsoft que desarrolló la plataforma con IA- cuentan a Yo También lo que significa el proyecto que a nivel médico es liderado por la doctora María Ana Martínez, oftalmóloga especialista en retina en la APEC (Asociación para Evitar la Ceguera en México), y que es parte del plan de inversión llamado Innovar por México, del gigante tecnológico, que contempla mil 100 millones de dólares para avanzar la transformación digital de México en diferentes frentes, entre ellos educación, salud e impacto social.

Carlos Serafín – La retinopatía en prematuros es un problema que tenemos los países pobres, en vías de desarrollo. Los países más ricos del mundo tienen especialistas oftalmólogos pediatras en cada lugar donde hay una terapia intensiva para prematuros. En los países tercermundistas no tenemos eso. En el caso de quienes nacen prematuros, como el ojo no está maduro todavía, es posible que desarrollen esa enfermedad y, como no se les diagnostica a tiempo ni se les da tratamiento se pueden quedar ciegos.

Según datos de la doctora Martínez, hoy en día 12 niños en México diariamente se quedan ciegos por este padecimiento, por no haber sido diagnosticados. Para mí es un número brutal, es inmenso; sobre todo porque se pudo haber corregido si lo tratan a tiempo.

¿Quiénes serán los beneficiados con este programa de apoyo?

CS – Esos bebés son los beneficiados y ese es el volumen de niños que podríamos estar ayudando con esa iniciativa. La idea es que con la plataforma que está donando Microsoft en la nube y los algoritmos de IA que estamos desarrollando con el conocimiento de la doctora Martínez y otros médicos en América Latina se pueda mandar una foto del ojo de un bebé y se dé un prediagnóstico, que diga este ojo está enfermo o sano. Así alguno de los pocos especialistas que hay a nivel internacional lo puedan revisar y dar el tratamiento oportunamente. La idea es que esté disponible a nivel mundial.

¿Cuáles son los retos que enfrentan?

CS – Hay dos barreras grandes que estamos tratando de quitar para apoyar a los niños. Uno es el tema de los especialistas, que hay muy pocos. El otro, es el de las fotografías de los ojos. Existen equipos muy sofisticados, que vale cada uno alrededor de 100 mil dólares, que los hospitales normales en México no tienen. Hay muy pocas cámaras de este estilo para sacar la foto del fondo del ojo del bebé. Con lo que estamos haciendo se van a poder sacar fotos con un celular ayudado por un lente que vale alrededor de 400 dólares. Entonces el equipar un hospital va a ser realmente muy fácil, muy barato, y vamos a contar tanto con el equipo como con los especialistas para diagnosticar a estos niños.

La idea es democratizar la medicina. Va a cambiar la vida de los niños más necesitados, de los más vulnerables.

¿En qué fase se encuentran del proyecto?

CS – Este proyecto tenemos año año y medio haciéndolo. Gran parte del proyecto no es el desarrollo del algoritmo, sino reunir las imágenes. Estamos hablando de que hoy tenemos alrededor de 1,500 fotos entre ojos sanos y ojos enfermos. Eso necesitamos para enseñarle a la computadora cuál es la diferencia, y que aprenda los patrones en la fotografía para identificarlos. Se llama entrenar al algoritmo. De entrada, juntar todas estas fotografías ha sido una labor de más de un año con médicos de México, Argentina, Colombia y Chile.

¿Cuáles son las expectativas?

CS – El banco de imágenes se ha nutrido y aún queremos pulir más el algoritmo que tenemos. Ahora tiene más de un 80% de acierto y queremos llevarlo arriba de un 80%. Un médico, como diagnostica hoy, tiene un nivel de aciertos del 60%. Entonces, es brutal el cambio que puede darse.

¿Cómo se involucra Microsoft en este proyecto?

Francisco Corona – De forma casual, como historia telenovelesca, pero cuando surge la idea empezamos a trabajarla. Nos reunimos con el equipo médico liderado por la doctora Martínez; con Carlos Serafín que es nuestro partner y lidera a los científicos de datos y, también, con el equipo de filantropía de Microsoft México para ver cómo podríamos ofrecer créditos de nuestra plataforma de nube para desarrollar el algoritmo de IA. Los resultados han sido espectaculares. Hoy tenemos cosas tangibles y tener la posibilidad de cambiarle la vida a los bebés es algo espectacular, además de contribuir a resolver un problema de salud pública muy grave.

¿Cuándo empezarán y tendrán los primeros diagnósticos?

CS – En un par de meses. En enero ya tendremos más fotografías para pulir el algoritmo y evitar los falsos negativos; no queremos que los niños se vayan sin un diagnóstico. Pero en enero los equipos médicos de los países involucrados ya podrán empezar a mandar casos en tiempo real.

FC – Ya están en marcha varios entrenamientos para empezar a trabajar en vivo y en directo. Se empezará en hospitales grandes, que es donde hay más incubadoras. Y el cielo es el límite, porque lo que buscamos es “clonar” a los especialistas. En América Latina, nos dice la doctora Martínez, sólo hay tres especialistas que podrían hacer cirugías a bebés prematuros con retinopatía; uno de ellos está en México, pero con este programa se iniciará de forma regional, aunque la idea es impulsarlo a nivel global, en regiones pobres.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.