Ana Paula Hernández 

Un salón lleno de dibujos en las paredes, repisas con todo tipo de pinturas, y una mesa de madera grande al centro son el espacio de trabajo del equipo creativo de La Casa de Carlota & Friends México, la primera agencia de publicidad en el mundo que cuenta con un equipo de  diseñadores con autismo y síndrome de Down.

El modelo de esta agencia, originaria de Barcelona, es totalmente disruptivo.

José María Batalla es el creador de este modelo de empresa. Él trabajó en la industria creativa muchos años hasta que en 2013 fundó una empresa con diseñadores con discapacidad. 

“Si en publicidad buscamos gente joven y con culturas diferentes, por qué no incluir a personas con una visión de la vida y el diseño distinta”, dijo Batalla cuando  inició esta empresa junto con otro socio.  

La selección del talento es por su capacidad creativa sin importar el tipo de discapacidad con la que vive. La búsqueda de personal de La Casa de Carlota & Friends se hace a través de fundaciones o recomendaciones de personas que ya conocen el proyecto. Una vez que encuentran a un candidato, se le hace una prueba para descubrir sus habilidades y si las mismas se adaptan a la forma de trabajo de la agencia es bienvenido al estudio. 

Con este modelo de trabajo que incluye neurodiversidad este despacho logra dar un mensaje contundente: la creatividad puede vivir en cualquier persona. “Estamos cambiando, igual que las marcas, para pensar de otra manera”, dice Batalla. 

Después de siete años, La Casa de Carlota & Friends ya tiene filiales en España, Colombia, Brasil y México con clientes globales como Unilever, Nestlé, Danone, y es reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como uno de los proyectos más inclusivos del mundo.

Lo creativo no quita lo formal

Miguel Oscariz y Edgar López son los socios de La Casa de Carlota & Friends México, que inauguró sus operaciones en enero pasado. 

Miguel tiene amplia experiencia en publicidad y marketing de consumo mientras que Edgar es consultor de responsabilidad social y desarrollo sustentable. 

La agencia funciona con una triada de talento: estudiantes de arte y diseño, expertos en publicidad y personas con discapacidad que en total suman 19 empleados.

El proceso creativo es igual que en cualquier estudio de diseño: hay un brief, un director y una idea. “A partir de ahí, se pide al equipo piezas que pasan en bruto a diseño y luego al director de arte”, explica Oscariz, “lo único que cambia es que hay personas que piensan diferente”.

Los chicos son empleados de la agencia y cumplen con una jornada de dos horas, tres días a la semana, y tienen un contrato laboral con todos los requisitos de la Ley Federal del Trabajo.

Ellos llegaron al proyecto gracias a alianzas con organizaciones que apoyan a personas con discapacidad intelectual, pero tuvieron que pasar un proceso de selección de talento con habilidades de diseño.

La Casa de Carlota & Friends México ofrece servicios de marketing diferenciado, que ponen la creatividad en pro de construir un mundo mejor. “Buscamos construir marcas relevantes a partir de propósitos más humanos, más sociales y transformadores“, aseguró Edgar. ”La inclusión es nuestro ‘activismo creativo’, porque atraemos talento por sus capacidades y no por sus discapacidades”, finalizó Miguel Oscariz


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.