Antes de colocarte el cubrebocas, lava tus manos perfectamente.  Cubre nariz y boca correctamente y asegúrate que no queden espacios entre cara y cubrebocas.  Mientras lo uses no lo toques.  Cámbialo cuando se humedezca (puede ser vehículo de bacterias y virus). No lo reutilices.  Al retirarlo, sujétalo por las ligas y no por la tela.  Tiralo en un bote de basura con tapa.  Posteriormente, lávate las manos con agua y jabón o usa alcohol gel al 70%  Recuerda que se debe utilizar en todo momento.   Muy importante Es efectivo cuando se usa en combinación con el adecuado lavado de manos con agua y jabón o alcohol gel al 70%.   Fuente: Fundación Carlos Slim

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.