Si eres una persona con discapacidad y la policía te detiene o retiene en la vía pública, te citaron de manera judicial por cualquier razón o debes declarar frente a un Ministerio Público, debes saber que existe un Protocolo especial  de la Suprema Corte: tienes el derecho a solicitar Acceso a Justicia Incluyente.  ¡Debes decir todo sobre tu discapacidad y lo que necesitas al inicio con el juez y no después!  ¿Cómo lo reclamas?  1)     Dí que tienes discapacidad  2)     Explica qué dificultades tienes  3)     Explica cómo te deben apoyar para participar en el proceso (solicita ‘ajustes razonables’).  Como “en derecho todo se prueba” es importante que demuestres tu discapacidad, debes contar con evidencia de tu situación. Siempre lleva contigo:  a)     Credencial o certificado de discapacidad original (no copia)  b)     Documentos que describan cuáles apoyos (ajustes razonables) recibes (lengua de señas, braille, una persona de apoyo si eres una pcd intelectual o psicosocial). Debe ser un certificado de un experto con cédula profesional o diplomas.  c)     Lleva una lista con nombres de amigos y familiares que puedan ser testigos de tu condición.  **TIP: Los documentos de instituciones públicas son mejores que los de particulares**  Con esto, el juez o la policía deben hablar contigo para conocer qué necesitas y si los cambios que se realizaron en tu causa son los correctos.  ¿Qué hacer ante la autoridad?  1.     Todo que se dice y hace ante cualquier autoridad se escribe o se graba.  Recuerda que deben darte una copia  2.     No esperes que las autoridades te ayuden con tu discapacidad: ¡lleva tú lo que necesitas!   3.     Ten siempre tus documentos y testigos cuando vas con la autoridad. No los puedes llevar después.    4.     Quienes firman documentos privados, deben ir al juez o autoridad para declarar que sí firmaron.  Debes dar los nombres y domicilios para que la justicia los busque.  5.     Los testigos no pueden tener beneficios ganar o perder algo en tu caso (conflicto de interés) Ejemplo:  tu socio de negocio, o familiar o persona de apoyo son tus testigos y ellos los responsables de cuidarte y apoyarte. Pueden mentir para ayudarse o a ti.    **TIP:  Si durante el proceso te insultaron o trataron mal, lo puedes decir, pero tienes que tener testigos. Todo lo que dices debe estar en un documento o con testigo**

Los criterios más recientes de la Suprema Corte de Justicia establecen que, desde el momento que te identificas como persona con discapacidad, las autoridades deben cumplir lo que solicitas -como tus ajustes razonables-. Sin embargo, generalmente las autoridades no cumplen y por eso hay varios amparos al respecto. Por eso, esta infografia resume las sugerencias más prácticas para que se reconozca tu discapacidad y los ajustes que requieras directamente ante el Juez y no esperar que en un amparo resuelva luego a lo que ya tenías derecho.

Agustín de Pavia Frías