Hace un par de semanas era una propuesta, hoy es una realidad. El pasado 30 de enero se votó la iniciativa del ministro Alberto Pérez Dayán de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien propuso declarar inconstitucionales las restricciones de los artículos del Código Civil del Estado de Guanajuato que limitan a las personas con discapacidad intelectual a contraer nupcias

Es una gran noticia que las cosas hayan avanzado hacia la igualdad. Agustín de Pavía Frías, abogado y director de Yo También, explicó que el fallo es importante, pues se trata de la primera vez que la Suprema Corte y todos los ministros se declararon respecto al derecho a decidir de las personas con discapacidad, además de resaltar que fue aprobado por unanimidad.

En principio, explicó, las personas con discapacidad intelectual pueden tomar decisiones, sin embargo, pueden existir barreras que a algunos les impiden comprender el mundo, y que tampoco permiten que el resto de la sociedad comprenda qué es lo que quieren hacer y decidir.

“Si eliminamos esas barreras y hacemos actos jurídicos y actos de derecho, que sean entendibles para las personas con discapacidad, no habría ningún problema  para que tomen las decisiones por sí mismos”, dice De Pavia.

El camino está empezado, pero aún falta mucho por recorrer, para poder garantizar este derecho en todo el país, De Pavía indicó que será necesario que el resto de los estados legisle al respecto.

“En el caso de la Suprema Corte, ellos tienen la facultad de legislar porque vieron el caso, ya eliminaron la prohibición de casarse en el caso de Guanajuato, pero solamente esto es cuando se reforma el Código Civil y se habla de matrimonio, la Corte podría hacer lo mismo en otros casos, pero eso depende de que exista una ley que la CNDH la impugne y que la Corte decida invalidar o reformar la ley”.

Por su parte, Katia D’Artigues, periodista y fundadora del portal Yo También, comentó en entrevista con Javier Risco para La Nota Dura en El Financiero TV que para las personas con discapacidad, el derecho a tomar decisiones como casarse o vivir con otra persona siempre ha estado en entredicho, además de que se les sobreprotege y alrededor de los cuales se crean tabúes con respecto a la sexualidad. 

“Las personas con discapacidad no son ‘eternos niños’, debemos dejarlos vivir y tomar sus decisiones con apoyos”, por lo que en lugar de sobreprotegerlos, indicó que se les deben brindar apoyos para que su toma de decisiones sea asistida por quienes ellos decidan. Por ello, dijo que la SCJN enfatizó que las personas con discapacidad intelectual tienen derecho a tener los apoyos para poder acceder a todos los derechos en igualdad de condiciones. Estos apoyos pueden ser desde una medida de accesibilidad, como un texto en lectura fácil, hasta una persona que ellos designen para apoyarlos a tomar decisiones.

¿Cuál es el camino a seguir?

Hay un caso que resolvió la SCJN en el 2013 que es el camino a seguir: el del joven Ricardo Adair, con síndrome de Asperger, quien decidió interponer un amparo para quitarse el juicio de interdicción que limitaba su toma de decisiones (o capacidad jurídica) y que le habían interpuesto sus padres. La SCJN determinó que a Adair se le tenía que hacer un ‘traje a la medida’ para que un juez de lo familiar determinará que podía decidir, qué no, y con qué apoyos debía contar. Adair escribió el testimonio de su caso aquí en Yo También


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.