Por Redacción | Yo También

Lo primero que deben hacer quienes tienen la intención de pensionarse ante el IMSS, ya sea por cesantía o por vejez, es corregir y actualizar sus datos personales y laborales.

Esto implica verificar que el trabajador asegurado tenga sus datos y documentación completos y correctos. Lo que significa contar con CURP y RFC, además de verificar que estén homologados con otras instituciones como el Registro Nacional de Población (RENAPO), Registro Civil y AFORE.

En una nota publicada por El Occidental, Javier Cruz Castro, titular del Departamento de Supervisión a Prestaciones Económicas del IMSS, recordó que edad juega un papel importante para tramitar la pensión: 60 años en el caso de cesantía, y 65, por edad para vejez.

Esta es la ruta a seguir para tramitar la pensión ante el IMSS:

* Contar con el mínimo de semanas cotizadas reglamentarias: 

  • 500 semanas en el caso de la ley 73
  • 1,250 para los trabajadores con la ley 97

* Obtener la baja laboral con el patrón para que se actualice el sistema del IMSS

* Acudir a la clínica que corresponde conforme al domicilio a realizar el trámite y llevar la siguiente documentación:

  • Identificación original y copia
  • Acta de nacimiento original
  • Estado de cuenta o contrato bancario con clabe interbancaria a 18 dígitos
  • CURP
  • Número de Seguridad Social

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.