Por Katia D’Artigues 

Fernando Estrada, director de Éntrale. Alianza por la inclusión laboral de personas con discapacidad, tuvo una semana movida. En plena pandemia, la organización creada por el Consejo Mexicano de Negocios hace ya casi 5 años, hizo su cuarto foro anual desde el 5 al 9 octubre a distancia…y los resultados les sorprendieron. 

Al momento de redactar esta entrevista el jueves por la tarde, casi habían alcanzado la meta de llegar a mil 500 personas (algo imposible en un foro presencial por presupuesto y espacios), sino que acumulaban ya 100 días de video visto por personas de varios países: México, Estados Unidos, Argentina, Colombia y… ¡Japón! 

Más de 35 ponentes de empresas, de la sociedad civil y personas con discapacidad se reunieron para dar herramientas, talleres y compartir buenas prácticas para lograr una mayor inclusión laboral de las personas con discapacidad, que representan al menos 10% de la población mundial. 

Las conferencias estarán abiertas todo este mes en la plataforma foroentrale.com y quedarán de manera permanente en Facebook, Youtube y Vimeo.

Decidieron hacer el foro incluso con la pandemia, ¿Cómo les fue?

Fernando Estrada: Lo re planteamos y lo repensamos. En junio consideramos cancelarlo completamente, porque sentíamos que la gente estaba ya cansada de toda la parte digital. Pero nos estamos llevando un gran sabor de boca porque al hacerlo digital lo puedes extender al tiempo que quieras, puedes tener más ponentes, más pláticas y abrirlo a todas las personas y eso es lo que más valor ha generado al evento. 

Tenemos esa fortaleza importante: pocas veces podemos darle la oportunidad a todas las organizaciones en un formato presencial. 

Así que lo abrimos y claro que hicimos una curaduría para que todo estuviera alineado a derechos. Antes que las empresas, le presentamos la idea a la red de fundaciones y les dijimos que quien quisiera compartir era bienvenido. Quienes pensamos que iban a querer compartir no lo hicieron y al revés. Pero eso permitió darle la oportunidad a otras organizaciones que muchas veces no están tan posicionadas. 

¿Cuántas personas se han registrado, de cuántos países?

F. E.: Tenemos más de 8 mil visitas a los diferentes paneles con más de 100 días de reproducción entre todas las conferencias. La mayoría de la gente es de México, Estados Unidos, Argentina y Colombia y como quinto lugar está ¡Japón!, que tiene 12 personas que se han conectado al 50% de las pláticas, y después España.

Cuando comencé a ver los números dije ‘qué raro’. Pero eso también es muy valioso: que la sociedad civil de México podemos tener ese impacto. 

La gente nos ha visto a través de diferentes plataformas, pero me da mucho gusto ver a 50 personas en Chiapas, o 45 en Jalisco. A personas de Puebla, Guanajuato… no les hubiéramos podido llegar a ellas -reclutadores, empresas, personas con discapacidad de otras ciudades- si no hubiera sido por este formato y es muy valioso ofrecerles esta información tan valiosa que muchas veces sólo tienen las organizaciones de la Ciudad de México porque el conocimiento está muy centralizado. 

¿Qué conferencias recomendarías no perderse?

FE: Es difícil, pero de las que ha habido hasta el momento la de José María Batalla, de La Casa de Carlota que es un español, en Barcelona. Se me hizo espectacular su experiencia de crear una agencia de publicidad para que ahí trabajen personas con discapacidad intelectual y autismo. Maryangel García Ramos, de ‘Mujeres con discapacidad’ habló sobre la transversalidad de la inclusión. Ella, como mujer y persona con discapacidad habló sobre cómo eso le hace más falta a las empresas y cómo no tenemos que ‘agarrar’ grupos (como género, diversidad sexual) y trabajar por la inclusión de todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidad. 

Ileana Hieber, una pedagoga, habló sobre empleo con apoyo y el modelo de inclusión que ha usado en España y Estados Unidos, que es muy interesante. 

Me ha gustado cómo las pcd han interactuado en las pláticas específicas de cómo buscar una vacante, cómo está el mercado laboral y cuáles son las barreras que te vas a encontrar. La plática de cómo preparar tu currículum, qué es lo que las empresas esperan de ti. Se han estado respondiendo muchas preguntas y eso es muy interesante. 

Todas las personas y empresas estamos en una diferente etapa y contexto cuando hablamos de inclusión y creo que lo más rico de este foro es que da herramientas a todas.

¿Qué van a hacer con el material?

F.E: El evento está programado para mil 500 personas y hoy tenemos ya registradas mil 470 (hasta el jueves). El material estará en la página que creó Wuhova, una empresa americana en https://www.foroentrale.com/. Cuando comenzamos a ver en qué plataforma lo haríamos esta fue la mejor que encontramos, nos hubiera encantado alguna local. Para la próxima edición ya tenemos a dos empresas de la alianza que lo harán. Estará abierta todo octubre para ver preguntas, comentarios y responder. 

Pero luego las vamos a mantener en Vimeo de manera permanente para quien quiera acceder a ellas y también en Youtube y Facebook porque se han transmitido en vivo. 

El foro también sirvió para premiar a empresas…

F.E.: Sí, 50 empresas se llevaron el Distintivo Éntrale, que es un nombre provisional, al estar arriba en nuestro Índice de inclusión laboral de personas con discapacidad, que nos ayuda a medir de manera muy objetiva políticas, prácticas, de inclusión y accesibilidad. A las empresas que se les da el distintivo son empresas que ya tienen la mayoría de los procesos listos para poderse considerar incluyentes, no al 100%, porque siempre hay cosas qué hacer. 

Lo sacamos porque cada año Expansión o Great Place to Work saca a las empresas “más incluyentes”, pero son en temas de diversidad sexual o género. 

Nuestro índice lo tenemos abierto para todas las empresas y a todas se les dan sus resultados y además cómo está tu empresa en particular comparada con la industria. Por ejemplo, si eres una aseguradora, y sacas 80 en algo y el resto tiene 60, puedes hacer una difusión diferente y es una herramienta de negociación interna: hay que invertirle más para estar en el nivel de la competencia a nivel de inclusión.

Creo que es necesario que, si están esos rankings en otros lados, al menos nombrar cuáles son las empresas que ya tienen prácticas, se han capacitado, visibilizarlas, pero luego impulsar que se vuelvan algo aspiracional y necesario. 

A finales de año hay empresas que nos dicen: ‘¿Nos puedes dar un certificado de que somos parte de la Alianza para el CEMEFI?’. Nuestro siguiente paso es llegar con ellos y recomendarles que validen a estas empresas para que tengan calificaciones y sea más real. 

Ahora, sólo el 1% de las empresas de la Alianza tienen el Premio Éntrale por diferentes casos. Ya sea resultados del Índice, que es fundamental,el primer filtro pero luego por otras acciones.

Este año, cuatro empresas lo recibieron: GNP, que se lo ha llevado por dos años consecutivos; AT&T, Grupo Manpower y Cemex.

En GNP, todas sus políticas internas son incluyentes y ha estado promoviendo con su grupo que otras empresas entren a estos temas; en AT&T tienen programas innovadoras en torno a proyectos internos y constantemente apoyan a otras empresas. Tenemos un programa de mentores y lo es, lo cual genera mucho valor. Grupo Manpower se puso las pilas y creció mucho en su Índice, en políticas y prácticas; Cemex por el incremento en su calificación y trabajo constante por cambiar procesos internos de accesibilidad, tecnología, ajustes y también que fomentan que, en otras empresas con las que trabajan, también contraten pcd.

UNA BOLSA DE TRABAJO INCLUYENTE

A la fecha, mediante la publicación de 20 mil 255 vacantes, Éntrale  ha logrado que 9 mil 712 personas con discapacidad obtengan trabajo. Tiene 823 empresas aliadas y 5 universidades


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.