Tiene 15 años, es estrella de YouTube, ha entrevistado a funcionarios del gobierno de su país y ha ganado el certamen de repostería Junior Bake Off. Su nombre es Nikki Lilly, y padece una malformación arteriovenosa.

La AVM, como se le conoce en inglés, es una acumulación anormal de vasos sanguíneos que usualmente empeora con el tiempo; además de causar hinchazón y desfigurar el rostro, puede generar derrames cerebrales y hemorragias mortales. 

Nikki tiene AVM en el lado derecho de su rostro y su cráneo y puede tener sangrado severo en cualquier momento. “Puede ser aterrador, la sangre no sólo sale de mi nariz, sino que puede fluir por mi garganta y mi boca; si me pongo realmente mal, también sale de mis conductos lagrimales, así que lloro sangre en lugar de agua”, explica la joven británica.

De acuerdo con la BBC, a los 6 años fue diagnosticada con esta condición médica, la cual comenzó a afectar su apariencia física y causarle graves problemas de salud. Por ello, se ha sometido a más de 40 cirugías para disminuir sus efectos.

Como un mecanismo para afrontar esos cambios, Nikki Lilly comenzó a publicar videos de sí misma en YouTube en los que en un principio tenía desactivada la sección de comentarios, pero conforme pasó el tiempo se animó a leerlos; ella afirma que hacer esos videos la ayudaron a aumentar su confianza. 

Desde que comenzó a subirlos, ha ganado más de un millón de seguidores que visitan regularmente su canal, en el que realiza tutoriales de maquillaje, canta, habla sobre el acoso cibernético y en general de su vida como una “adolescente promedio”. Al principio, dice, había muchos comentarios negativos sobre su apariencia.

Todo ello la ha llevado a ser a sus 15 años la ganadora más joven de un premio especial BAFTA (British Academy of Film and Television Arts por sus siglas en inglés) el pasado primero de diciembre, esto por inspirar a los jóvenes de su país y de todo el mundo.

En aquel entonces, admite, los comentarios negativos la lastimaban mucho, pero ha logrado sobreponerse a ellos a tal punto que afirma que casi la han vuelto inmune. “Eso no quiere decir que no me afecte, pero me he dado cuenta de que la gente que comenta cosas horribles, con ese tipo de acciones habla mucho más sobre ellos que de mí”.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.