Editorial

Una ‘nueva’ normalidad con ‘viejos’ problemas

Esta semana publicamos los resultados del cuestionario “La discapacidad y la epidemia de COVID-19” que recogió más de 2,244 respuestas en un mes. Y si bien hay datos específicos que las autoridades deberían tener en cuenta en medio (aún) del pico de la pandemia, como que 8 de cada 10 necesitan apoyo de otras personas y que 40% de esa asistencia son familiares dentro de los grupos de riesgo hay un dato que no deja de representar una discriminación doble: 42% de los encuestados (que en su mayoría son menores de 14 años) no está cursando la escuela. Quienes contestaron este cuestionario arrancan desde una situación podríamos decir ‘privilegiada’, porque están dentro de ese 50% de las familias con acceso a internet y a un dispositivo digital, y ni aún así puede acceder a su derecho a la educación. 

Tampoco acceden a apoyos gubernamentales ni han recibido una comunicación pensada en su tipo de discapacidad sobre prevención y cuidados en la peor epidemia del siglo. 

Con la excusa de la cuarentena corrimos la cortina de una de las tantas situaciones de desigualdad y discriminación que vive nuestro país. 

Mientras revisábamos las más de 40 preguntas que desnudan la falta de oportunidades de una comunidad que está entre las más vulnerables del país, mientras cruzábamos datos (gracias Parametría por el apoyo), escuchamos al Presidente considerar ni más ni menos que desaparecer al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred)

Conapred ha abierto brecha para el acceso a derechos, de entrada la no discriminación que es el puntal para que los demás se cumplan. Aquí pueden asomarse a algunas de sus acciones en estos 17 años. 

Tiene, además, un armado institucional que permite a cualquier persona presentar una queja (aún contra particulares), algo que no hace por ejemplo la CNDH.

Su impronta está desde el primer impulso al reconocimiento de los derechos laborales de personas trabajadoras del hogar, o de la comunidad de la diversidad sexual y por supuesto de las personas con discapacidad.

Gilberto Rincón Gallardo fue, además de fundador de Conapred, el impulsor de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de la ONU, una de las grandes aportaciones de México al mundo.

Con la desaparición de facto del Conadis, fue en Conapred donde recayó la defensa de derechos de pcd, que hasta antes de la pandemia, era el grupo que más quejas presentaba por discriminación. 

El 12 de mayo de 2008, Rincón Gallardo se paraba en las Naciones Unidas para sellar la puesta en marcha de la Convención. Cerró su discurso con una frase que se volvió bandera: “Nada de nosotros sin nosotros”

Nada, señor Presidente. 

Bárbara Anderson

Dibujo de cara de Bárbara Anderson mirando de frente.

Notas 

1. Encuesta exclusiva: Casi la mitad de las personas con discapacidad no tiene acceso a educación

La epidemia de COVID-19  llegó a revelar un dato grave: 42% de quienes viven con discapacidad no está en ningún curso educativo y 6 de cada 10 solo reciben apoyo de su familia. Estos son algunos de los resultados del cuestionario que lanzamos desde Yo También con las organizaciones Mexicanas con la Discapacidad, Phine y Familias Extraordinarias

Lee los hallazgos acá

2. Guía para personas con autismo. Cómo cuidarme del COVID-19 

Ya está lista la segunda guía de una serie de siete que buscan informar y apoyar a las personas con discapacidad durante esta pandemia. En esta guía, las personas con autismo encontrarán recomendaciones que pueden aplicar para cuidar su salud física, sus derechos y su bienestar mental y emocional, con líneas de apoyo psicológico gratuito especializadas en atenderles. También obtendrán algunos tips para organizar sus días mientras estén resguardadas en casa y para irse preparando para regresar a la escuela o al trabajo. 

Descárgala aquí

3. Sin empleo o dinero y con hijos con discapacidad a mantener: la lucha de dos madres

María Salomé M. y Rosalía M., son dos madres que se quedaron sin trabajo por la contingencia de COVID-19  y promovieron demandas de amparo para exigir el pago de la pensión para sus hijos con discapacidad. En el primer caso, los jueces reconocieron que están en juego la salud y el derecho a la vida y fallaron a favor de María, que aún espera el apoyo para su hija Diana. Rosalía ni siquiera ha recibido respuesta.

Lee sus historias aquí

4. Opresión por partida doble: ser mujer con discapacidad en México

Distintas organizaciones alertan sobre la falta de accesibilidad de los espacios para atender y denunciar la violencia de género. La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia no incluye estos temas ni una referencia específica a las mujeres con discapacidad.

Lee la nota aquí

5. Bailar sin pasos: una academia de danza en silla de ruedas

Esta escuela virtual ayuda a sus 14 alumnos a rehabilitar los músculos a través del movimiento. Dana Villarreal, su fundadora, quiere dar lecciones presenciales, pero la modalidad a distancia ha sido tan exitosa que seguirá después del COVID-19.

Checa la nota aquí


Breves

PLUS: 

¿Eres una mujer con discapacidad? ¡Te invitamos a contestar esta encuesta!


El dato de discapacidad

1,379 

llamadas por atención de la salud mental recibió el IMSS
desde el 25 de mayo al 11 de junio*.

Fuente: IMSS

*El número es 800 2222 668, opción 4, donde personal de psiquiatría y psicología da acompañamiento, técnicas de relajación y psicoeducación para momentos de crisis.

DDD


Te va a servir

Mochila de emergencia

Ilustración de una mochila, junto a ella hay una libreta con el dibujo de un telefono en la portada, un encendedor, una radio, una u s b, un botiquín y unos enlatados de comida

En medio de la pandemia, es importante contar con información y objetos personales que pueden ser de utilidad guardados en un lugar accesible y cómodo. Aquí lo que debe contener.


Opinión

Estrategia de inclusión a modo

Dibujo del rostro de sabina itzel donde la alcanzamos a ver con sus lentes y el cabello suelto

Sabina Itzel Hermida,
Educación Especial Hoy

Hay que contemplar muchas cosas para incluir verdaderamente al alumnado con discapacidad al proceso de aprendizaje y no se puede hacer con la exclusión de padres, madres de familia, comunidades y maestros y maestras de educación especial pública en la respuesta. Preocupa en particular que no se ve una estrategia para fortalecer la salud mental y más durante y tras la pandemia.  

Lee la opinión aquí


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.