Por Katia D’Artigues 

El domingo pasado se estrenó la temporada 4 de “The Crown” y el capítulo 7 de esta temporada lanza una bomba sobre un episodio poco conocido de la familia real británica: la institucionalización e incluso ocultamiento de dos primas hermanas de la Reina Isabel II que tenían discapacidad intelectual o del desarrollo al parecer provocadas por algún factor genético.

Katherine y Nerissa Bowes-Lyon, hijas de John Bowes-Lyon, hermano de la reina madre y de su esposa Fenella, vivieron ingresadas tras la muerte de su padre en 1930 en una institución de salud mental, el Royal Earlswood Hospital en Redhill, Londres. Y no sólo eso, sino que en un libro de referencia sobre la aristocracia británica, el Burke’s Peerage, fueron dadas por muertas en 1940, cuando estaban vivas. 

Este escándalo, que fue dado a conocer en 1987 por diversos medios británicos, ahora resurge por la serie, dejando ver cómo en muchas familias de la época las personas con discapacidad eran escondidas. 

La serie incluso plantea una hipótesis de por qué en particular la familia de la reina madre decidió ‘esconderlas’: tras la abdicación de Eduardo III, el monarca que dejó su trono por el amor de la plebeya y mujer divorciada Wallis Simpson y la ascensión al trono de su esposo, Jorge VI, había demasiada atención hacia esa línea de la familia real. Esconder a alguien con discapacidad era un tema también político. No era lo mismo ser parientes, sólo un duque, a ser parte tan directa de la nueva familia real.

En la serie, cuestionada por su hija, la princesa Margarita (cosa que jamás pasó, esta es una serie no autorizada), la reina madre dice sobre ese momento:

“Al mismo tiempo, mi familia, los Bowes-Lyon, pasaron de ser aristócratas escoceses menores a tener un linaje directo a la corona, lo que resultó en que los hijos de mi hermano pagaran un precio terrible. Su enfermedad, su idiotez e imbecilidad diagnosticadas profesionalmente haría que la gente cuestionara la integridad del linaje. ¿Te imaginas los titulares si se hiciera público?”.

“La idea de que una sola familia tiene el derecho de nacimiento automático a la corona ya es tan difícil de justificar, es mejor que el acervo genético de esa familia tenga un 100% de pureza. Ha habido suficientes ejemplos sólo del lado de Windsor para preocupar a la gente… si a eso le agregas las enfermedades de Bowes-Lyon, el peligro se vuelve insostenible”.

Tanto Katherine como Nerissa fueron mandadas al hospital en 1941,cuando tenían 15 y 22 años respectivamente. Antes habían sido criadas en el hogar familiar. En la institución también vivían otras tres primas suyas, de parte de madre: Idonea, Ethelreda y Rosemary Fane.

¿Qué dijo la Corona y qué pasó con Nerissa y Katherine?

Tras darse a conocer su existencia en 1987 por el periódico The Sun, el palacio de Buckingham dijo escuetamente: “No tenemos ningún comentario al respecto. Es un asunto de la familia Bowes-Lyon”.

Una sobrina de las dos hermanas, Lady Elizabeth Anson, también emitió un comunicado a la BBC diciendo que “no hubo ningún intento de ocultamiento” y que el registro en Burke’s Peerage había sido un error. Incluso dijo que muchos miembros de su familia habían visitado a las hermanas, declaración que fue desmentida por otro documental hecho en 2011 llamado “The Queen’s Hidden Cousins” (Las primas ocultas de la reina) donde miembros de esa institución, ya cerrada, aseguraron que no fueron visitadas durante años. 

Nerissa murió en 1986, a los 66 años y fue enterrada en una tumba en la propia institución que sólo tenía un marcador de plástico con su apellido y un número. 

El Royal Earlswood Hospital cerró en 1997 para dar paso a servicios basados en la comunidad (algo que estamos tratando, apenas, de hacer en México). 

Fue entonces cuando Katherine fue trasladada a otro lugar donde también convivió con otra de sus primas (de madre, no primas de la reina), pero luego separada de ella en el 2002, aunque eran inseparables. Katherine murió hasta 2014. 


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.