Editorial: 

Mi hijo va a una escuela especial 

Inscribir a un niño con discapacidad en una escuela no es incluirlo. 

Lo padecí en carne propia: mi hijo Lucca fue durante dos años a un colegio privado que, desde sus inicios, tuvo la meta de tener un porcentaje (30%) de todo su alumnado con alguna discapacidad. 

Me costó mucho conseguir ese colegio. Me gustaba mucho la idea de que mis dos hijos fueran a la misma escuela. Había peleado mucho para que eso ocurriera y por fin lo estaba viendo. Quería incluso que ese modelo fuera el que se aplicara en otras escuelas y eso derivó en una propuesta que se hizo en la Estrategia de Equidad e Inclusión del sexenio anterior. Logramos con los que hoy hacemos @Yotambien sumar un poco más de inclusión para personas con discapacidad en aquel modelo. 

La realidad fue otra: la escuela nunca ofreció materiales adaptados, nunca quiso ofrecer los apoyos que necesita para aprender (físicos y pedagógicos), no lo evaluó correctamente y ni siquiera lo dejaban actuar con los compañeros de su salón en el acto de fin de año, sino con los niños más pequeños porque no puede hablar ni recitar. 

Todas las adecuaciones para Lucca quedaron a cargo de su acompañante terapéutica, sin formación pedagógica y pagada por nosotros, la familia. Claro, además de la colegiatura.

Cansados de la desidia, al cambiarlo de escuela descubrimos que los informes a la SEP sobre su escolaridad no reflejaban en absoluto su capacidad: el sabe sumar y formar palabras, pero los informes solo eran un copy/paste de un año a otro. 

¿Cómo puedo certificar cuánto aprendió mi hijo si la escuela en la que pasó dos años no se molestó en preguntarle? 

Las necesidades específicas de Lucca y la distancia a la que estamos de contar con un sistema educativo con integración plena hacen que el único camino para él sea una escuela especial porque faltan décadas para que veamos una real, natural y genuina inclusión en todas las instituciones educativas (públicas y privadas) … si es que en algún momento se comienza un proceso serio, moderno y a largo plazo desde la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Mientras tanto, Lucca empezó su primer grado —cuando ya podría, según sus nuevos maestros, cursar segundo— en un Centro de Atención Múltiple (CAM), 45. Es APAC, una institución dedicada, desde hace décadas, a la educación de niños con parálisis cerebral. 

El día que lleve a Lucca su clase de prueba, hace ya casi dos meses, su hermano rogó ir con él. Cuando fui a buscarlos había una fiesta en el recreo, música, los chicos con sus sillas de ruedas habían hecho una ronda y él al centro bailaba y se reía con ellos.

“Yo quiero quedarme aquí, con Lucca, en esta escuela. No quiero que nos separes”.

Con un nudo en la garganta le dije que cada quien iba a tener una escuela distinta pero que él podía ir cuando quisiera a APAC a visitarlo.

No se puede ganar una guerra sin pelear pequeñas batallas antes.

Tal vez ellos tengan las suerte de que sus hijos compartan salones y se rían en rondas con y sin sillas de ruedas.

Lo deseo de todo corazón.

Dibujo de cara de Bárbara Anderson mirando de frente.

Bárbara Anderson

Notas

1) Greta: cuando también el Asperger es tema 

Su fama tocó otro pico esta semana con su discurso en la ONU; que Donald Trump se mofara de ella terminó siendo más combustible positivo para su impronta. Más allá del cambio climático, la sueca ha puesto a todos a —por lo menos— saber que tiene una condición como el Asperger, a buscar sobre autismo y romper mitos sobre una discapacidad que incluso ella llama su superpoder. 

Lee la historia de Greta aquí

2) Proponen un profesionalizar y mantener viva (y actualizada) la LSM

Ernesto Escobedo, profesional sordo y creador del Diccionario de Lengua de Señas Mexicana (LSM), nos cuenta de la iniciativa que presentó en el Congreso de la Ciudad de México: crear no sólo una licenciatura para profesionales del tema, sino un centro regulador que contribuya a profesionalizar y divulgar la lengua que podrían utilizar cerca de un millón de personas en México. 

Lee la nota aquí

3) Cómo es el único Conalep con alarma sísmica para personas sordas

Vivimos en una ciudad que tiembla y donde se calcula que 6% de la población tiene discapacidad auditiva. Conocimos el único Conalep (Iztapalapa III), de los 27 que hay en  la CdMX, que cuenta con alarmas sísmicas visuales. Tres alumnos sordos cuentan cómo vivieron el 19S.

Conoce su historia aquí

4) La mamá paulista que relata los partidos para su hijo ciego (fan del Palmeiras) 

Entrevistamos a Silvia Grecco, la madre que acaba de ganar esta semana el premio a la mejor afición de la FIFA por narrar los partidos a su hijo, Nickollas, quien es ciego y tiene autismo. Además de lanzar un mensaje de inclusión, Silvia cuenta cómo el futbol ha cambiado la vida de su hijo. 

Lee la nota aquí

5) Mensajes para compartir experiencias y dar apoyo emocional

Mañana es el día internacional en el acceso universal a la información y descubrimos “Historias de WhatsApp”, donde usuarios cuentan para qué usan la aplicación. Y hay un gran ejemplo, el de Sandra Padilla, que forma parte de “Madres del Centro de Autismo en Ecatepec”, donde 132 mamás y cuidadoras de México reciben consejos, comparten experiencias, fomentan la solidaridad y se dan apoyo emocional. ¿Usas tú una aplicación así? ¿Nos cuentas? Esperamos tus respuestas en nuestro Facebook. 

Te va a servir

El ABC de un baño (de verdad) accesible

Una infografía sencilla de lo que debe tener y no un baño en tu casa, en una empresa o en un lugar público. Gracias a Libre Acceso, A.C. por su colaboración.


Breves (muy fashion)

La niña con prótesis que convulsionó el Fashion Week de NYC

Es deportista, médico y modelo y recorre las pasarelas del mundo con su silla de ruedas

El invento español para manejar una silla de ruedas con un ‘chicle’


El dato de discapacidad

Hay 300 diferentes lenguas de señas. 
Sirven para comunicar a 72 millones 
de personas sordas en el mundo.

Fuente: ONU


Las buenas noticias

Kodi Lee gana America’s Got Talent + una agencia de viajes inclusiva + la conmovedora carta de una hija a su padre con síndrome de Down

Checa las buenas noticias aquí


La discapacidad y yo

Foto de Hulda Laura con una blusa negra con lineas blancas dando clase sobre accesibilidad web

Hilda Laura Vázquez Villanueva

Experta ciega en accesibilidad web

“Vivir con ceguera no significa que no podamos acceder a toda la red”

Tiene la autoestima alta y le choca que se piense que las personas con discapacidad visual acabarán pidiendo limosna en el Metro y no se vea su capacidad. Determinada y con gran sentido del humor, esta activista y experta que comenzó trabajando en una hotline hace una autocrítica: también las personas con discapacidad deben reflexionar sobre cómo quieren ser vistas y actuar en consecuencia. Esta es su historia.


Opinión

Dibujo de Agustín de Pavia

Agustín de Pavia Frías

La nueva escuela mexicana, ¿inclusiva?

La Cámara de Senadores acaba de aprobar la Nueva Ley General de Educación, y en materia de discapacidad ha habido mucho ruido y poca información.

Este es mi análisis del cambio, que en realidad cambia muy poco la situación.

Lee la columna aquí


Comunidad

Facebook: @puntoseisac | Twitter: @Punto_Seis_AC | Sitio: puntoseis.org.mx


¡Dona aquí!

¡Gracias por leernos y recomendarnos!

#YoTambién