La discapacidad de Barbosa, nuevo factor de tensión en las elecciones de Puebla

Foto: Equipo comunicación Barbosa

Katia D’Artigues

El domingo, en el pasado debate entre candidatos para gobernador en Puebla y en una entrevista de radio en el noticiario Así las Cosas Enrique Cárdenas (candidato del PAN-PRD y MC) puso en duda la capacidad de Miguel Barbosa a gobernar por “motivos físicos y de salud”.

El candidato de Morena ha asumido de manera pública su condición de persona con discapacidad cuando, en 2013, por una crisis diabética le amputaron el pie derecho. Barbosa ha dicho y publicado que tiene una discapacidad pero no se siente “discapacitado”.

–¿A qué te refieres con “estado de salud” o falta de preparación física y por qué esto limitaría la capacidad de Barbosa para gobernar?, le pregunté a Cárdenas.

–Tiene un alto grado de diabetes, ha tenido ya dos ataques por lo menos. Perdió un pie cuando estaba en el Senado. Y pues ahora el tema de la vista: prácticamente ya no ve.

Está avanzando y uno dice: cuidado. Sí está serio.

–¿Es por su discapacidad?

–No quiere decir que alguien que quede ciego no pueda hacer nada, claro que sí puede, ¡desde luego! Pero lo digo por la energía, todo lo que se requiere, el movimiento, en fin: sí está más complicado. Hay gente que sí dice y piensa que no va a aguantar mucho. Rendir al 100% para la situación en la que está Puebla no debería de ser. No por la ceguera o lo que sea, sino porque el estado de salud no te lo permite. No había querido tocar el tema o decir nada, pero yo ayer sí lo vi bien amolado”.

El pasado 17 de mayo un sitio poblano, Diario Cambio, incluso hizo una nota al respecto a que tuvo que sentarse en un mitin con el Presidente: “Estoy bien de salud. Solamente a la vista de ustedes estoy mal de salud, yo por mi condición de discapacidad en los mítines debo de estar sentado, cuando debo de estar parado, llevó una silla alta y me siento en ratitos”.

No hay ninguna restricción para que una persona con discapacidad o con mal estado de salud aspire a un cargo de elección popular. De hecho, la discriminación por salud o discapacidad está prohibida expresamente en el Artículo 1 de la Constitución Mexicana.

Tener una discapacidad o una enfermedad crónico degenerativa que avance, ¿debe ser parte de la información pública que da cada candidato a un puesto de elección popular? Es un debate a dar.

+ Notas
Contacto