Durante la mesa de diálogo esta semana sobre “Accesibilidad en la movilidad”, Andrés Lajous, secretario de Movilidad de la CDMX reveló que en su Secretaria (Semovi) descubrieron una red de corrupción, un fraude masivo de placas para personas con discapacidad.

“Entre los años 2014 y 2015 y después del 2016, hubo un doble ‘Hoy no circula’ [por la contingencia ambiental] y los funcionarios de aquí empezaron con el fraude masivo de placas de discapacidad. De cierto número que se expedía por año, llegamos a esas fechas y comenzaron a ser miles, y miles desde la secretaria. Todavía de repente veo placas de discapacidad y me quedo con la duda de si esas personas realmente la necesita”, afirmó Lajous.

De ahí la razón por la cual en este gobierno se ha endurecido los requisitos para obtenerlas, una queja que muchos llevaron a esta junta. “Nosotros estamos trabajando en cómo destrabar ese trámite espantoso, pero tampoco queremos que haya fraude, porque al final las personas con discapacidad son las más afectadas”, aseguró.

Y es que este engomado, esas placas con el logo azul, no solo exenta el Hoy no Circula, (sin importar la antigüedad del automóvil), sino también porque son vehículos que no pagan parquímetro.

“La Contraloría se dio cuenta de los fraudes y cerró la llave y cómo se le ocurre cerrar la llave: pues haciendo el trámite engorroso para todo el mundo”, agregó Lajous quién asegura que están en su equipo trabajando para hacer más sencillo el proceso y a la vez más seguro de a quién se lo entregan.

Dentro del plan estratégico de movilidad de la Semovi, se busca que la CdMX sea 100% accesible para personas con discapacidad.

Como parte de este programa se compraron 70 autobuses RTP en los que tuvo que elegir entre accesibilidad y contaminación. “Teníamos que comprarlos muy rápido por reglas presupuestales. A la hora que vimos a las armadoras, nos dijeron que no podían entregar tan rápido, que para entregar tan rápido nos podían dar una muy buena tecnología en términos ambientales pero que las unidades que no sería 100% accesibles”, explicó el funcionario, “nos podían entregar autobuses 100% accesibles pero de una tecnología en términos ambientales un poquito más contaminante y la verdad tomamos la decisión de que fuera 100% accesible”.

También los 40 trolebuses que se compraron este año son accesibles.

 “Tenemos una perspectiva de inclusión completa y que si en algunos lugares todavía seguimos fallando, no quiere decir que no estamos trabajando en eso”.