Una vez al mes, el INBAL dará funciones de artes escénicas incluyentes.  Las próximas funciones son el 3 de noviembre con la Compañía Nacional de Teatro y el 7 de diciembre un concierto en Bellas Artes

Por Ana Estrada

Al menos una vez al mes, la rigidez y la solemnidad de las artes escénicas se quedarán tras bambalinas. Y es que habrán ‘Funciones Relajadas’, es decir, muestras artísticas que buscan recuperar los aplausos ausentes de quienes siempre quisieron estar ahí.

En las salas y teatros del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) habrán presentaciones exclusivas donde los visitantes podrán entrar y salir, levantarse de su asiento o expresar sonidos y emociones sin restricciones. 

En dichas funciones no habrá oscuridad total, ni luces brillantes o sonidos estruendosos porque es un espectáculo enfocado (¡al fin llegó!) a personas que viven con autismo, o alguna otra condición de neurodesarrollo. 

“Está pensado para estas poblaciones, para que puedan ir y saber que se van a encontrar en un ambiente de comprensión y empatía, que van a gozar la función sin que nadie los reprima y que, además, es una función que se está cuidando lo más posible para evitar malas reacciones”, explicó Alberto Lomitz, coordinador del programa de inclusión social, diversidad e igualdad del INBAL.  

Para Lomnitz, empezar con este proyecto el 5 de octubre —con la presentación de una gala de la Compañía Nacional de Danza— significa abrir una brecha en México para iniciar con, poco a poco, brindar toda la oferta cultural del INBAL bajo el esquema de funciones relajadas.

Pero además, generar tal impacto que la iniciativa privada privada también le entre y no solamente por buena voluntad o altruismo, sino que se den cuenta que también hay un público cautivo que está dispuesto a pagar por un espectáculo. 

“En realidad es algo sorprendentemente sencillo. Lo más importante es anunciarla como tal, que la gente sepa que eso es lo que va a pasar y una mínima sensibilización del personal de atención al público y de los artistas, que entiendan qué es la función, pero lo más importante es declararla como tal”, agregó. 

Por eso, para promocionar las nuevas funciones, el INBAL está trabajando de cerca con diferentes asociaciones que trabajan con el público objetivo y además lo anuncian en sus redes sociales para llegar a más personas. 

Las funciones iniciaron el 5 de octubre con una gala de la Compañía Nacional de Danza, y seguirán el 3 de noviembre con “Las preciosas ridículas” de Molière, interpretado por la Compañía Nacional de Teatro, y el 7 de diciembre habrá un concierto de fin de año de Cepromusic, un ensamble de música contemporánea del INBAL en la sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes.

¿Cuánto cuesta? Lo mismo que cualquier otra puesta en escena, en realidad, explica Lomitz, no se necesita un presupuesto extra para este tipo de actividades, por lo que la continuidad está garantizada para 2019.

En enero, dice, se anunciarán las presentaciones de 2020, porque la planeación es semestral.

¿Y qué sigue? Que la iniciativa privada siga estos pasos y sepa que en este caso, para ser incluyente, no se necesita dinero extra, sólo disposición.

Otras actividades culturales inclusivas

  • Centro Cultural Digital. Cada primer jueves de mes se realiza “Cinedebate: Discapacidad”. Sesión abierta a pcd, especialistas y público en general. Hay audiodescripciones para quien lo necesite.
  • Antiguo Colegio de San Ildefonso. Visitas guiadas y talleres que incluyen a pcd motriz, auditiva, visual, intelectual o psicosocial. Cada visita tiene un intérprete en lengua de señas, guías con información en braille y materiales didácticos. El programa se llama ¡San Ildefonso para todos! 
  • Biblioteca Vasconcelos. Tiene dos salas inclusivas. Una dedicada a lengua de señas donde se ofrecen lecturas, recursos electrónicos, libros y juegos. La sala braille da atención a personas con discapacidad visual, hay libros y audiolibros, impresoras braille, escáneres que convierten texto en audio, software parlante y otras herramientas.
  • Instituto Nacional de Antropología e Historia. Habrá más acciones tras el Coloquio Internacional de Museos Accesibles, pero por lo pronto, el Museo Regional de Nayarit tendrá mapas y cédulas en braille.
  • Centro de la Imagen. Visitas guiadas por las exposiciones para grupos de personas con discapacidad en las que se busca que los participantes exploren las imágenes por medio de ejercicios lúdicos. Taller Imaginantes está dirigido a personas con discapacidad visual
  • Centro Cultural Helénico. Del 23 al 26 de octubre se realizó ahí el III Encuentro de Estudios Críticos de Teatro, “Cuerpos Indóciles en escena. Teatro, discapacidad y enfermedad“.