Por Katia D’Artigues

Hace unos días la Organización de Naciones Unidas, en voz de su secretario general, António Guterres, volvió a hacer un llamado a los países a atender el tema de la salud mental derivada del confinamiento por el COVID-19. En el documento (en inglés) “Breviario de Política Pública: COVID-19 y la necesidad de la acción en salud mental”.

Entre las poblaciones con mayor riesgos están los adolescentes y jóvenes, mujeres, personas mayores, personas que trabajan en áreas de salud, que tienen alguna condición de salud mental preexistentes y también que están en lugares donde se da atención humanitaria y conflicto. 

Guterres critica que, en un promedio de los países que pertenecen a la ONU, se usa sólo el 2% de los recursos destinados a salud a la salud mental en particular. Y hacen énfasis en que es tiempo de invertir en el tema y que deben ser servicios basados en la comunidad que respeten derechos humanos. Y urgió a que el tema de salud mental sea contemplado en la cobertura de salud universal. 

El documento presenta algunas cifras a subrayar. En Canadá, el 47% de los trabajadores de la salud reportaron la necesidad de un soporte psicológico. En China, las cifras de depresión alcanzaron 50%, 45% de ansiedad y 34% de insomnio. En Italia y España, 77% de los padres reportaron que sus hijos tenían problemas de concentración, 39% de irritabilidad, 28% de nerviosismo y 31% sentimientos de soledad. 

En países como Canadá, el consumo de alcohol durante la pandemia se incrementó 20% en personas de entre 15 y 49 años.

Guterres advirtió que se puede haber un incremento exponencial en las tasas de suicidio, adicciones, estrés, ansiedad y depresión. A esto se le ha llamado la “cuarta ola” del COVID-19 cuando se vivan condiciones de salud mental provocadas por confinamiento y las pérdidas de seres queridos, y también trabajos. 

“Antes de la pandemia de COVID-19, la depresión y la ansiedad, además de causar sufrimiento a la población, generan un gasto de más de un billón de dólares al año”, señaló el titular de la ONU a través de un mensaje de video que puedes ver aquí.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.