Fotografía por Ritta Trejo

Por Regina Moctezuma

Podrán no revelar las recetas de sus productos, pero en PepsiCo nunca mantendrán en secreto las fórmulas que utilizan para ser una empresa cada vez más inclusiva.

El máximo mantra organizacional de la empresa, es promover que la diversidad no solo es lo correcto, sino lo mejor para su negocio. Esta convicción no solo guía su operación en los más de 200 países y territorios en los que tiene presencia, sino que es adaptada de acuerdo a las necesidades de cada región y comunidad que atienden.

El mejor ejemplo es su planta de Veracruz, donde producen una parte importante de la línea de Sabritas, y cuya plantilla de trabajadores está conformada en un 10% por personas con discapacidad, alcanzando un nivel de representatividad que coincide con la estimación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de que una de cada 10 personas en el mundo tiene discapacidad.

Este caso es motivo de orgullo para la empresa de alimentos y bebidas, pues dentro del compromiso que tienen a  nivel global con la diversidad, está el celebrar las diferentes habilidades y ofrecer a las personas con discapacidad el mismo trato y oportunidades que sus compañeros. 

“Estamos convencidos de que el crecimiento y éxito de la compañía solo se puede conseguir impulsando el crecimiento y el éxito de las personas y las comunidades en las que operamos. Es un espíritu y visión global”, dice Alina Hernández, directora de Asuntos Corporativos de PepsiCo Alimentos México.

Es un esfuerzo que forma parte del programa CapacidadES, el cual ha conseguido enriquecer el talento de las 15 plantas que opera PepsiCo Alimentos en México al tener entre sus filas a personas con discapacidad. 

De cuando la inclusión genera innovación

En 2013, la planta de Veracruz inició una campaña de atracción de talento de pcd. Hoy, de los 65 colaboradores de esta planta, que tienen alguna discapacidad, 80% son personas con discapacidad auditiva. “Contratamos talento con este tipo de discapacidad y nos dimos cuenta de su gran productividad y compromiso, por lo que adaptamos los recursos de la planta para su mejor desempeño y desarrollo profesional”, cuenta Alina.

La idea no solo es emplear a este grupo de personas, sino hacer las adecuaciones e innovaciones necesarias para realmente integrarlos al equipo de trabajo y a la operación. Entre las acciones que han tomado, están:

  • Instalar señalética en toda la planta para el personal con discapacidad auditiva.
  • Capacitar al resto del personal para poder comunicarse entre ellos.
  • Tener acceso a intérpretes en lengua de señas para facilitar la comunicación en reuniones y presentaciones.
  • Contar con tutores que cuidan que los derechos del personal con discapacidad sean salvaguardados y reciban un trato igualitario.
  • Realizar eventos open house para integrar a los familiares de las pcd a sus dinámicas laborales. 

Encima de todo eso, con ayuda de los intérpretes que trabajan en la planta, desarrollaron un manual de lengua de señas mexicanas, adaptado al lenguaje de uso propio de la planta, el cual ha sido una herramienta clave para que el personal con discapacidad auditiva pueda realizar su trabajo sin barreras de comunicación.

“Buscamos que todas las personas en PepsiCo reciban las herramientas para poder hacer su trabajo, sobre todo por tratarse de una industria muy dinámica, de mucho aprendizaje y que constantemente requiere innovar”, señala Alina y agrega que la planta desarrolla sus propios manuales, de acuerdo a las necesidades y el talento de cada comunidad, pues así como en Veracruz volcaron sus recursos para atraer talento con discapacidad auditiva, la planta de Celaya está adaptada para contar con talento cuya discapacidad es motriz. 

El compromiso de atraer, integrar y potenciar el talento de personas con discapacidad le ha ganado a PepsiCo Alimentos el Distintivo Empresa Incluyente ‘Gilberto Rincón Gallardo’, que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a empresas que instrumentan y aplican políticas laborales incluyentes, igualitarias y equitativas en beneficio de los trabajadores con alguna condición o situación de vulnerabilidad.

Así, conscientes de que “la gente lo es todo”, como lo dijo la icónica ex CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, el management de la multinacional de alimentos y bebidas seguirá trabajando en la potenciación de las personas con discapacidad y compartiendo las mejores prácticas con otras empresas, gobiernos y academia. Creatividad y compromiso, no faltarán en la receta.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.