Por Regina Moctezuma

En la era de las cavernas, la mujer era recolectora y en la era digital, el rol ha resurgido. Lo que antes eran frutos y granos, ahora son recursos monetarios para fondear negocios o causas sociales.

De acuerdo con el reporte “Women unbond. Unleashing female entrepeneurial potential”, publicado por PwC y The Crowdfunding Center, las mujeres tienen más éxito que los hombres levantando capital para lanzar un producto o servicio o arrancar un negocio. En México, 10% de las solicitudes de ese tipo de crowdfunding hechas por mujeres llegaron a su meta, mientras que solo 4% de las realizadas por hombres alcanzaron su objetivo.

La tendencia se confirma en el crowdfunding social, desde donde se impulsan causas sociales y comunitarias, y en particular en la historia de Donadora, la primera plataforma de este tipo en México. Detrás de 6 de las 10 campañas que más recaudación han conseguido en los tres años que la plataforma tiene operando, han habido mujeres.

6 de las 10 campañas más exitosas de Donadora han sido impulsadas por mujeres.

Son, además, mujeres cercanas a las causas que promueven, pues 90% de las campañas más exitosas de Donadora fueron creadas desde el ámbito personal, es decir, por personas físicas. “La confianza, la empatía, la sensibilidad que genera el que se trate de alguien cercano, influye mucho en que la campaña tenga mejor respuesta”, dice Ingrid Urdapilleta, coordinadora de asesoría de Donadora.

La salud nos mueve a todos

Las causas relacionadas con salud son las que mayores campañas y recaudación generan en la plataforma de Donadora, seguidas por las que tienen que ver con educación. En conjunto, estas dos categorías contabilizan ya más de la mitad de lo recaudado en lo que va de 2019.

Recaudación por categoría 2019
Animales 8%
Comunidad 8%
Cultura 7%
Deporte 6%
Educación 21%
Emergencias 1%
Salud 39%
Sustentabilidad 7%
Voluntariado 3%

Dentro de la categoría salud, una de cada 10 campañas está relacionada con temas de discapacidad. La mayoría de dichas campañas (70%) son de corto plazo, principalmente para atender alguna emergencia, cirugía o tratamiento consecuencia de la discapacidad en cuestión, mientras que el 30% restante son para apoyar iniciativas de largo plazo como el desarrollo de productos, servicios y tecnologías para mejorar la inclusión y condiciones de vida de las personas con discapacidad.

Las campañas de discapacidad comparten un mismo espíritu: el de repensar, desafiar e innovar. Aquí algunos ejemplos:

·  TimPlus: Plataforma para personas con discapacidad intelectual que por medio de videojuegos (serious games), ayuda a comunicar su avance dentro de terapia a padres, profesionales e instituciones.

·  Surfeando sonrisas: Evento que busca que más personas con discapacidad experimenten la libertad de surfear, demostrándoles que las barreras arquitectónicas (como falta de acceso a playas y/o equipo) solo son eso y que con ayuda de amigos y comunidad, los sueños pueden hacerse realidad.

·  Pasea Turismo Incluyente: Sistema de servicios e infraestructuras turísticas para personas con discapacidad (evaluación de inmuebles, sitio web, app móvil y programa de tours diseñado conforme a sus necesidades).

·  YoTambién: Periodismo sobre discapacidad como medio para defender los derechos de la minoría más amplia del mundo.