Ivett Rangel

Fotografías por Ivett Rangel

Para llegar a las playas mexicanas más limpias, sustentables, seguras y con infraestructura y equipamiento para personas con discapacidad, el distintivo internacional Blue Flag se convierte en la brújula.

El reloj marca cerca de las nueve de la mañana en Progreso, Yucatán. Es sábado, y un vehículo todo terreno va de un lado al otro limpiando la arena mientras aún hay calma en la zona.

La playa está lista para presumir un rostro impecable para los visitantes locales, nacionales y extranjeros.

Justo en el malecón resalta la señalética que indica el acceso para personas con discapacidad. El asfalto pintado de verde se transforma en un camino de madera que conduce hasta una plataforma con dos palapas. Es la zona de sombra y descanso para quienes viajan al mar con silla de ruedas.

Ahí se localizan las sillas anfibias, así como una alfombra especial que ayuda a introducirlas al mar.

Gracias a sus tres ruedas y apoyabrazos flotantes se puede gozar de las aguas tranquilas de Progreso, y su color amarillo permite que sean visibles para los socorristas, garantizando seguridad para los usuarios y tranquilidad a los acompañantes.

El servicio de las sillas anfibias está a cargo de cuatro elementos previamente capacitados y brindan el servicio de manera gratuita de las 8:00 a las 20:00 horas los 365 días del año.

Además, detrás de la concha acústica del parque La Paz se habilitaron tres baños y dos regaderas para personas con discapacidad.

Todo luce tan diferente. Se ve mucho más limpio y ordenado, comenta Elizabeth, quien vive en Mérida, pero que no había ido a la playa en lo que va del año debido a la contingencia sanitaria por COVID-19.

Compromiso con la seguridad

Progreso recibió apenas hace dos meses el distintivo internacional Blue Flag, convirtiéndose en la primera playa yucateca en obtenerlo.

Ahora es una playa incluyente, uno de los tantos requisitos que debe cubrir un lugar para ondear tal certificación.

No se trata de un premio, sino de un compromiso que obliga a mantenerse como un sitio seguro, con servicios adecuados, que cumpla con la calidad en el agua y con mejoras en la información, la educación y el manejo ambiental. Se deben cumplir con 33 criterios divididos en cuatro rubros.

El distintivo se otorga por temporada, por lo que requiere revalidarse año con año, y los lugares poseedores de las banderas azules deben someterse a constantes mejoras para garantizar las prácticas sostenibles.

Según el portal blueflagmexico.org, ostentan este distintivo 90 lugares, entre playas, marinas y embarcaciones de nueve estados. “Se otorga sólo a los sitios costeros que han alcanzado la excelencia”.

Blue Flag forma parte de los programas desarrollados por la Fundación para la Educación Ambiental (FEE), organización con sede en Dinamarca que opera desde 1981 a través de una red de organizaciones nacionales sin fines de lucro en más de 73 países.

El programa cuenta, además, con el respaldo y validación de la Organización Mundial de Turismo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Concilio de Asociaciones de la Industria Marina y la Federación Internacional de Salvavidas.

Progreso se encuentra en los ojos del mundo, Blue Flag es un distintivo que representa un gran avance para el principal puerto de Yucatán; para mantener esa calidad se tiene que trabajar todos los días, coincidieron Julián Zacarías Curi, presidente municipal de Progreso; Michelle Fridman Hirsch, secretaria de Fomento Turístico de Yucatán, y Joaquín Díaz Ríos, director de FEE en México, a finales de septiembre, cuando se ondeó por primera vez la bandera azul en esta playa.

Es un espacio digno para personas que, tal vez, será la primera vez que entren al mar y lo hagan sin obstáculos. Es un espacio digno, una playa con acceso para todos, comentó en su momento Zacarías Curi.

En México, los otros estados que presumen playas Blue Flag son: Baja California Sur, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Sonora y Quintana Roo.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.