Aplica calor o hielo.  
Sigue indicaciones: el primero alivia espasmos musculares; el hielo evita daños en los tejidos.

Usa dispositivos de apoyo.
Soportes para el arco del pie, rodilleras, férulas, bastón y muletas quitan presión a una lesión y ayudan a caminar sin ejercer.

Eleva la zona adolorida por encima del nivel del corazón.
Usa almohadas o cobijas dobladas para disminuir presión o inflamación.


Recurre a la aromaterapia.
Aceites esenciales y las fragancias florales pueden ayudar a aliviar el estrés.

Aprende técnicas de imaginación guiada.
Las visualizaciones permiten fijar una imagen en la mente y suplir la del dolor.
Medita.
Hay diversas técnicas que probar hasta encontrar la que aporte calma y tranquilidad.


Practica la auto hipnosis.
Esta técnica permite llevar la atención a algo diferente al dolor.
Tip: Escuchar música aumenta el nivel de energía, mejora el estado de ánimo y libera endorfinas para reducir el dolor.

Ayuda:
Clínica del Dolor - Hospital Español / CdMX: 55 5255 9600

Clínica del Dolor - COMEDEM / CdMX: 55 4430 3370

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.