Adriana Gurria Quinard

Empresaria y madre de un joven con síndrome de Down

Por Katia D’Artigues

Tras unos días difíciles por la muerte de su hermano, la empresaria de publicidad Adriana Gurría Quinard decidió hacer una reservación vía una plataforma de internet, Best Day, para pasar unos días con su hijo Claudio, sola.

Hizo la reservación normal, para dos adultos porque Claudio Menéndez Gurría, su hijo, quien además tiene síndrome de Down, ya cumplió desde el 25 de enero los 21 años. Eligió un hotel cerca de la casa de su hermana, quien vive en Cuernavaca, para que fuera más fácil visitarse: el hotel Casa Colonial Cuernavaca.

Llamó a mediodía al hotel para avisar que llegaba tarde y le confirmaron su reservación para dos personas adultas. Llegaron cerca de las 20:30 horas al hotel cuando, según Adriana, se dio este intercambio con Óscar, el joven que atendí la recepción. Iban acompañadas de su hermana, Gabriela, que no se iba a hospedar, sólo los fue a acompañar. 

-Tengo una reservación.

-Es que yo creo que aquí hay una confusión. No aceptamos niños.

-Pero es mayor de edad.

-Pero va a hacer mucho ruido y los huéspedes se van a quejar. Lo lamento mucho. Déjeme ver de qué manera los puedo ayudar, le voy a decir a mi gerente. 

A su regreso, Óscar aseguró: “Lo lamento mi gerente no lo permite”.

“Comprenderás”, me dice Adriana por teléfono, “que aquí ya no estábamos hablando de un tema de mayoría de edad, de si era adulto o no, sino de que tenía síndrome de Down”. 

–¿Usted está consciente de que esto es discriminación?, le dijo Adriana Gurría a Óscar.

-Sí, y lo lamento mucho. Es instrucción de mi gerente.

Cansada por el viaje, Adriana insistió que por lo menos le dejaran pasar esa noche. Se lo negaron.  Dijo que por lo menos le dejaran pasar para encontrar otra reservación en algún otro hotel, lo cual fue imposible porque era puente. Cuando ella hizo la reservación no decía en la página que sólo se aceptaban adultos y aun si así hubiera sido, no le hubiera puesto atención porque Claudio tiene 21 años. E hizo su reservación y pagó como adulto. 

Acabó pasando el fin de semana en casa de su hermana, algo que no estaba dentro de sus planes .

Indignación en las redes.

Adriana comparió en sus redes lo que había pasado y casi de inmediato se volvió viral la clara discriminación. Transmitió, dice, un Facebook live que, sin embargo, no se grabó. 

Su denuncia original de redes está aquí y hasta el momento en que lo copiamos se había compartido 18 mil veces.

Captura de pantalla de un posteo de Facebook del muro de Adriana Gurria que indica ubicación del hotel casa colonial con la siguiente información: Increíble! Pague 3 noches no aceptan que Claudio se hospede! Osea no nos podemos quedar aunque este pagado! No aceptan personas con Sindrome de Down!

Además de muestras de solidaridad e indignación por doquier, también recibió la llamada de la secretaria de Turismo de Morelos, quien se ofreció a acompañar a la familia en la demanda contra el hotel y se manifestaron contra la discriminación. Dijo que en un principio el hotel negó todo pero terminó aceptando que habían discriminado. 

Captura de pantalla de un posteo de Facebook tomado del muro del Gobierno del estado de Morelos que indica lo siguiente: COMUNICADO DE PRENSA STyC

Con respecto a la queja expresada en redes sociales, por un hecho discriminatorio a un turista con síndrome Down que visita la ciudad de Cuernavaca, la Secretaría de Turismo y Cultura (STyC) hizo contacto con la familia afectada para dar acompañamiento y asesoría en torno a este lamentable suceso y ofrecerles las mejores condiciones para que su estancia en Morelos sea satisfactoria.

La STyC rechaza tajantemente cualquier tipo de discriminación, por lo que en conjunto con hoteleros, autoridades y prestadores de servicios morelenses refrendan la mejor disposición de atender a turistas y visitantes y darles las facilidades para que tengan una experiencia plena y grata en la entidad.

Adriana recibió la llamada personal de la presidenta de Conapred, Mónica Maccise, quien también se puso a sus órdenes para levantar la queja ante esa institución, lo cual hizo esta misma semana.

Y el hotel… se victimiza

La gerente del hotel, quien en Facebook se encuentra como Lyz Anaya, publicó un texto donde negó lo ocurrido.

Foto de un posteo tomado del muro de Luz Anaya con su narración de los hechos.

Adriana asegura que lleva el pasaporte de Claudio en todo momento porque, como suele pasar con las personas con síndrome de Down, se ve más joven de lo que es. 

El domingo, la gerente Anaya la buscó por Whatsapp para tratar de llegar a algún acuerdo, pero ella ha decidido que esperará a hablar primero con Conapred. 

Lo que quiere Adriana: que esto sea un parteaguas

La secretaria de Turismo, Margarita González Zavala, también le dijo que qué quería  tras este incidente. 

“Yo creo que pensaron que pediría dinero y 800 noches de hospedaje, pero no quiero eso.

“Quiero que esto sea como un trampolín para mejorar cosas, para marcar un antes y un después. Si quieren que Morelos se conozca porque aquí se abolió la discriminación, vamos a hacerlo. Que se diga que todo comenzó discriminando a un joven con síndrome de Down y que sea un parteaguas.

“Quiero que sensibilicen al hotel y que contraten personas con discapacidad. Una amiga de la industria hotelera me dijo que se iban a pitorrear, que mejor los multaran. A mi me gustaría lo primero: ponerles un deadline y que lo hagan. 

“Siempre he dicho que, como sociedad, lo que nos hace daño es quedarnos callados, bajar la cabeza, irnos y hacernos las víctimas. Eso es lo que nos está dañando. Necesitamos levantar la voz y decir ‘no me parece’, ‘no tienes derecho a  hacerme esto, ni a mi ni a nadie’. Cuando dejemos de callarnos, la gente va a pensar dos veces antes de hacerlo”.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.