Charla sin barreras: Roxana Pacheco Martínez

“Vive tu sexualidad en la discapacidad”

12 de julio 2019

Roxana Pacheco Martínez
Directora del Instituto Mexicano de Sexualidad en la Discapacidad, S.C.

Cómo especialistas pueden ayudar a no perder la libertad sexual ante una discapacidad y romper tabúes de rehabilitación en la zona pélvica.

Por Laura Carmen Escamilla Soto

La sexualidad no puede quedar fuera del plan de actuación, cuando de rehabilitación se trata. Y es que aunque la sexualidad y la discapacidad son términos diferentes, pueden coexistir, basta tener la orientación y tratamiento adecuados para desarrollarla correctamente.

Roxana vivió un accidente que le provocó una lesión en la médula espinal y usa silla de ruedas. Esta condición afectó su vida sexual, por lo que decidió ponerse en contacto con especialistas que pudieran resolver su situación.

Fue así como conoció a la profesora argentina Silvia Manger, licenciada en Fisioterapia y Kinesiología, con quien ha desarrollado un curso para quitar tabúes y apoyar a las personas que lo necesitan: Abordaje integral del paciente con vejiga e intestino neurogénico. Sexualidad en lesión medular, mielomeningocele y otras lesiones neurológicas.

¿Qué es el piso pélvico neurogénico?

El piso pélvico está conformado por un conjunto de músculos y ligamentos cuya función es cerrar la parte baja del abdomen, sostener la vejiga, los órganos genitales y el recto. 

Cuando hay alguna alteración neurológica, estas estructuras se debilitan o su funcionamiento se altera, lo que ocasiona el descenso de los órganos pélvicos, incontinencia fecal y urinaria, disfunción eréctil, disfunción eyaculatoria, pérdida de sensibilidad en la zona genital y dificultad o imposibilidad para alcanzar los orgasmos.

Las personas que viven con esta condición, generalmente pierden el control de esfínteres y tienen que utilizar sondas para vaciar la vejiga y pañales para contener las fugas, además de que deben encontrar mecanismos para evacuar el intestino. En estos casos son frecuentes las complicaciones urológicas (daño renal) o coloproctológicas (como las hemorroides y el cáncer de colon).

En los varones esta condición impacta de manera negativa su autoestima, ya que al perder la función eréctil y no poder eyacular, sienten amenazada su hombría e incluso su paternidad.

Quienes han sufrido algún daño en el sistema nervioso central, como la lesión medular, mielomeningocele, esclerosis múltiple o un evento vascular cerebral, entre otros, suelen presentar esta alteración. 

¿Por qué es importante la neuro-rehabilitación?

En muchos casos, la neuro-rehabilitación puede ayudar a recuperar el control de esfínteres y mejorar la función vesical, intestinal y sexual. 

Este tipo de rehabilitación incrementa considerablemente la calidad de vida de los pacientes y ayuda a evitar otras complicaciones.

¿En qué consiste la neuro-rehabilitación?

La neuro-rehabilitación es un conjunto de procedimientos que se realizan con el objetivo de mejorar la funcionalidad y sensibilidad de los pacientes.

Esta se realiza mediante programas personalizados que incluyen electro estimulación endocavitaria, neuromodulación del tibial posterior y raíces sacras, ejercicios de propiocepción y terapia conductual, entre otros, todo ello con la finalidad de mejorar la función vesical, intestinal y sexual.

¿Cuándo y por qué surge el Instituto Mexicano de Sexualidad en la Discapacidad?

Formalmente, hace unos tres años, sin embargo, el trabajo de investigación inició desde hace aproximadamente 10 años, cuando yo me accidenté. Con el paso del tiempo empezamos a impartir talleres y luego nos constituimos.

El Instituto surge de la necesidad de encontrar respuestas y apoyo para las personas que, como yo, viven con alguna discapacidad. De esta manera estas personas y sus parejas pueden tener una vida sexual plena, siempre apoyados por especialistas que viven la discapacidad.

También importamos talento para capacitar a los profesionales de la salud que nos atienden, como en el caso de Silvia Manger.

¿Cómo surgen estos cursos? 

Surgieron de mi experiencia personal, el accidente me provocó una lesión en la médula espinal que me dejó parapléjica; es decir, paralizada y sin sensibilidad del pecho para abajo, con la vagina totalmente flácida, y sin control de esfínteres, lo que fue muy traumático para mí.

Por mucho tiempo busqué información que pudiera ayudarme a mejorar, sobre todo, en el aspecto sexual. Pero, desafortunadamente, me di cuenta de que en México no había expertos en rehabilitación de piso pélvico neurogénico. 

El paradigma es “estático” y “desgenitalizador”, es decir, se ofrecen soluciones para tratar a los pacientes con la condición que presentan sin tratar de buscar una rehabilitación de la zona por ser un tema tabú.

Y lo que sucede, en la mayoría de los casos, es buscar la rehabilitación de cualquier parte del cuerpo menos de los genitales.

En el aspecto sexual, el consejo de los profesionales de la salud es: “Ante la discapacidad, desgenitaliza al paciente; que busque otras zonas erógenas y deje de preocuparse por los genitales”. Pero para una persona en esta condición, esa determinación es muy difícil de aceptar y de manejar. 

Muchas parejas se separan por esa condición, pues es algo que nadie les dice cómo manejar. Por ejemplo, una persona que durante las relaciones sexuales tiene fugas de orina y heces, o que tiene sonda permanente para orinar, o que presenta disfunción eréctil, tiene muchos problemas en su vida íntima. 

He estado en grupos de personas en silla de ruedas a causa de una lesión en la médula espinal, y si les das a elegir entre volver a caminar o recuperar el control de esfínteres, la sensibilidad en los genitales y la función eréctil, 100% te contesta que prefiere lo segundo, aunque nunca volviera a caminar, incluida yo. 

En esa búsqueda me encontraba cuando, a través de las redes sociales, conocí a Silvia Manger, quien es de las pocas expertas en el tema. Vino hace más de un año a México a dar una conferencia y quedó de venir a entrenar a los profesionales de la salud mexicanos para que pudieran ayudarnos; por eso estamos organizando los cursos. 

¿En qué consisten?

En una presentación y discusión de casos con estudios clínicos. El curso dura 24 horas, que se dividen en tres días: dos días teóricos y uno de evaluación con pacientes. 

¿Quién lo imparte? 

La profesora Silvia Manger, que es licenciada en Fisioterapia y Kinesiología, por la UNC, Córdoba, Argentina, y es especialista en Rehabilitación Pelviperineal y presidenta del Comité de Fisioterapia de la Asociación Latinoamericana de Piso Pélvico, entre muchas otras especialidades más. 

¿Quiénes deben tomar este curso? 

Está dirigido a fisioterapeutas, médicos en rehabilitación, urólogos, uroginecólogos, coloproctólogos, pediatras y profesionales de la salud relacionados con el tema. Ellos atienden a la población con discapacidad de origen neurológico. (Recuadro)


Dónde y cómo recuperar la sexualidad

Estas son las siguientes sedes y fechas del curso: Abordaje integral del paciente con vejiga e intestino neurogénico. Sexualidad en lesión medular, mielomeningocele y otras lesiones neurológicas:

CDMX

Fecha: 7 al 9 de agosto de 2019
Horario: 9 a 18 horas
Lugar: Hospital Colonia del IMSS, Calz. Manuel Villalongín 117, Cuauhtémoc, 06500.

Guadalajara, Jalisco

Fecha: 12 al 14 de agosto de 2019
Horario: 9 a 18 horas
Lugar: Hospital Country 2000, Av. Cvln. Jorge Álvarez del Castillo 1542, Chapultepec Country, 44620 Guadalajara, Jal.

Mayor información:
Correo: contacto@imsedis.com
Cel. 5512888763
Registro y compra de entradas en CDMX
imsedis.com

Registro y compra de entradas en Guadalajara.

Para completar el registro te invitamos a llenar el siguiente formulario.

+ Notas
Contacto