El banco lanzó una solución de navegación en su plataforma en línea para atender a clientes con discapacidad

Redacción Yo También

Internet nos ha cambiado la vida. Con un dispositivo digital (computadora, teléfono inteligente, tableta) y una buena conexión podemos comunicarnos con personas al otro lado del mundo, informarnos en tiempo real y entretenernos en cualquier momento, y agregando un mecanismo de pago, hasta hacer compras con un clic y recibir los productos en casa.

El impacto que esto tiene en la calidad de vida de una persona con discapacidad es enorme: poder consultar, comprar o contratar los productos o servicios que ofrece una marca sin tener que ir a la tienda, elimina varias de las tantas barreras que enfrentan todos los días. Pero las maravillas del Internet se les escapan de las manos si el sitio web que visitan no está diseñado para que puedan navegarlo y comprenderlo, pese a su limitante física o intelectual. Ahí sí no hay dispositivo lo suficientemente moderno, ni conexión lo suficientemente veloz, que basten.

“En una sociedad que depende de la tecnología y los medios digitales […] el no tener acceso a las tecnologías de la información y no poder descifrar su codificación, puede derivar en procesos de exclusión social”, señala el estudio Relación de las audiencias con discapacidad y los medios y contenidos audiovisuales publicado este mes por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pero son pocas las  empresa y marcas que están concientes de ello.

Por eso da gusto saber de empresas que estén invirtiendo tiempo y dinero en adaptar sus sitios web para que sean cada vez más accesibles. 

Es el caso de Grupo Financiero Banorte que, luego de tres años de trabajo, lanzó una solución de navegación incluyente que permite a personas con discapacidad visual, motora, de lenguaje o auditiva consultar y comprender el contenido sobre los productos y servicios que ofrecen en su sitio web.

Así, un lector de pantalla lee el contenido del sitio a quienes tienen alguna discapacidad visual. Por medio de comandos de voz, las personas con problemas de movilidad pueden navegar la página y lo mismo consiguen con sonidos o soplidos sobre el micrófono quienes tienen problemas de vocalización o parálisis severas.

Este es el primer entregable de un proyecto que prometen será mucho más ambicioso, resultado del compromiso que tiene Banorte con el desarrollo de soluciones tecnológicas para atender a clientes con discapacidad. “Estamos convencidos de que los servicios financieros son para todos, y nuestro compromiso es facilitar el acceso a cada mexicano que nos necesite”, señaló Carlos Hank González, presidente del Consejo de Grupo Financiero Banorte, con motivo del lanzamiento de esta nueva herramienta.

La innovación y la inversión deberán ser constantes, pero si  algo han aprendido los ejecutivos de Banorte involucrados en esta iniciativa es a “no subestimar el poder de las tecnologías para resolver problemas sociales y a tomar en cuenta a todos los sectores y grupos vulnerables en el diseño de productos y servicios financieros”, platica Mariuz Calvet, directora de Sustentabilidad e Inversión Responsable del Grupo.

Esta solución es el primer paso de la estrategia de Banorte para garantizar a sus clientes con discapacidad acceso a cada vez más servicios y plataformas. Su subdirector de Canales Digitales, Antonio de Jesús Torres, nos adelanta que están ya explorando nuevas tecnologías de inteligencia artificial que ayuden a simplificar la navegación y permitan ofrecer servicios inteligentes de asesoría y autoservicio.

Poner la primera piedra es el paso más sencillo, el verdadero reto empieza de ahí para arriba, pero en Banorte hay compromiso desde el más alto nivel, un factor clave cuando se trata de materializar la inclusión. “Cuando dijimos que Banorte es la banca incluyente que México necesita, lo dijimos en serio”, dijo recientemente Hank González.  Hay compromiso.

Numeralia

1 de cada 10 personas en México tiene alguna discapacidad.
12 millones de clientes tiene Grupo Financiero Banorte y  33% de ellos son usuarios digitales.
27% de incremento constante en el uso de la navegación incluyente.
Voz es el modo de navegación más utilizado.