Por Redacción | Yo También

Pacientes que necesitan rehabilitación, pero que tienen sospecha de COVID-19 pueden recibir atención médica oportuna gracias a una estratégica implementada por la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Traumatología, Ortopedia y Rehabilitación, en Magdalena de las Salinas.

El llamado “Código Morado” permite identificar, contener el daño, atender y trasladar oportunamente a pacientes con urgencia traumatológica y sospecha de COVID-19, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en un comunicado.

Aunque esa unidad no es un Hospital COVID-19, ahí habilitaron un circuito con todas las medidas de protección necesarias que garantizan la seguridad de trabajadores y derechohabientes que acuden al Servicio de Urgencias, que cuenta con un triage, una unidad de choque y reanimación, área de observación, dos quirófanos y dos consultorios.

“La estructura del Hospital de Traumatología permitió que al cerrar los espacios y poner una entrada y salida exclusiva para el área de choque, tuviéramos un circuito cerrado que no expone a pacientes, familiares ni trabajadores”, detalló la doctora Fryda Medina Rodríguez, directora de la UMAE “Dr. Victorio de la Fuente Narváez”.

De esa manera, en esa unidad se hace un procedimiento que se llama “contención del daño”, en el que se estabiliza -de forma temporal o definitiva- la lesión que tenga el paciente con COVID-19, que así ya podrá ser enviado de manera segura a continuar su manejo respiratorio especializado. 

Una vez salvada la vida y/o la extremidad, se le deriva a su Hospital General de Zona COVID-19 a que se recupere entre dos a tres semanas, para regresar negativo ya libre de la enfermedad por COVID-19 y se valora si requiere otro procedimiento.

Entre algunas de las acciones específicas que llevan a cabo en el hospital en Magdalena de las Salinas son control del dolor, sangrado, estabilización definitiva o temporal, de acuerdo a la patología traumática con la colocación de fijadores externos, férula o yeso, entre otras.

Pero también, en el caso de pacientes que por su estado general no pudieran ser trasladados a hospitales COVID-19, en el hospital de Traumatología destinaron seis camas de terapia intensiva donde recibirán atención, además de que conformaron seis equipos de respuesta distribuidos en los tres turnos y que están integrados por un grupo multidisciplinario de 30 especialistas en cuidados intensivos, medicina interna, ortopedia, medicina general y enfermería.

El área de atención de pacientes con COVID-19 se localiza en el sexto piso del hospital, donde hay una disponibilidad de 52 camas que podría albergar a 16 pacientes de forma aislada y segura.

El “Código Morado” se activa en cualquier parte de la red hospitalaria de la UMAE; son varios los escenarios en los que todo el personal de salud y administrativo está preparado. “Con el apoyo de brigadas internas de protección civil se repliega a las personas no involucradas, se hace un voceo, se despejan los pasillos y se abre paso al equipo de respuesta hacia el Circuito COVID-19”, explicó la directora del hospital.

Hasta esta semana en esa unidad se había evaluado a más de 340 pacientes como posibles infectados por SARS-CoV-2, activando el “Código Morado” en 18 ocasiones, de los cuales sólo nueve casos fueron positivos. Ya se tienen tres pacientes que después de 20 días regresaron dados de alta del hospital COVID-19 con el problema respiratorio resuelto, se les realizó la cirugía y se egresaron satisfactoriamente.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.