Por Débora Montesinos


La fundación Cambiando Modelos surgió en febrero de 2017 con la intención de impulsar una forma distinta de pensamiento y abrir camino a las personas con discapacidad en segmentos de desarrollo profesional en los que antes no tenían cabida, como son la actuación y el modelaje. Silke Lubzik, su fundadora, quiso despertar la conciencia social y transformar la mentalidad y la conducta de los mexicanos sobre la inclusión de pcd en la sociedad. Hoy, después de una serie de triunfos en cine, televisión, pasarelas y el mundo de la publicidad, está por iniciar dos talleres de especialización en actuación y modelaje, que se realizarán a distancia por las condiciones sanitarias que imperan en el país. Los Workshops no solo aportan conocimiento, sino que dan herramientas para que quienes participen adquieran seguridad, confianza y puedan vivir de forma independiente.

Cambiando Modelos es una fundación joven, sin embargo, ha sumado logros importantes en estos tres años, ¿nos compartes algunos?

Sí, tenemos apenas tres años y me siento muy orgullosa de decir que estamos abriendo un segmento laboral para pcd antes inexistente. Hemos logrado más de 18 comerciales inclusivos, una película (nada más y nada menos que “Roma”, de Alfonso Cuarón), cuatro producciones televisivas (dos están por salir al aire), siete desfiles de moda inclusivos (incluyendo por primera vez en la historia la participación de modelos con discapacidad en Fashion Week México), varias campañas de concientización con organizaciones como COPRED e Iluminemos de Azul, cuatro premios otorgados por la industria de la publicidad, entre otros.

Al final todo suma para lograr nuestro mayor reto que es despertar la conciencia social y que esto transforme la mentalidad y la conducta de las y los mexicanos sobre la inclusión de las pcd en la sociedad. ¡Estamos convencidos de que con el apoyo de todas y todos lo vamos a lograr!

¿De dónde surge la idea de organizar dos Workshops de modelaje y actuación que sean inclusivos?

Nuestra organización, Cambiando Modelos, busca dar visibilidad a las pcd en la sociedad para generar percepciones de igualdad y así facilitar su inclusión social y lo hacemos principalmente a través de los medios de comunicación. Nos dividimos en dos ramas: la Fundación y la Agencia de Talentos. Estamos creando un segmento laboral nuevo para personas con discapacidad en México y como Agencia de Talentos representamos a pcd para que sean contratados como modelos y actores en la publicidad, el mundo del entretenimiento, la moda y los medios en general. Estos talleres darán las herramientas iniciales a cualquier persona que se quiera dedicar a estas lindas profesiones: actuación y modelaje. 

¿Qué retos asumen o con qué apoyos cuentan para lograr que los talleres realmente logren la inclusión que buscan?

Es una gran responsabilidad ya que es la primera vez que se hace este tipo de talleres en México y sin duda el tema digital representa un reto adicional. Estamos en contacto con diferentes fundaciones y organizaciones que atienden los diferentes tipos de discapacidad y estaremos implementando todos sus consejos. Entre ellos se encuentra contar con un intérprete de Lengua de Señas Mexicana, adecuaciones a los contenidos y para las personas  con discapacidad visual, los ponentes se enfocarán en ser más descriptivos, mandaremos materiales de contenido previamente en formatos adecuados y daremos seguimiento a las y los involucrados. Estamos seguros de que con el apoyo y flexibilidad de todos, lograremos el objetivo que es dar herramientas teórico-prácticas para una iniciación en el mundo del modelaje y la actuación. 

¿Por qué hacerlos para mayores de 15 años? ¿Hay planes para trabajar en un futuro con más pequeños?

Consideramos que los contenidos que se deben dar a niños y a jóvenes/adultos son muy diferentes. En estos momentos decidimos enfocarnos en mayores de 15 años para iniciar su capacitación hacia una inclusión laboral y vida independiente. Sin duda queremos hacer una versión para niños más adelante, porque estamos seguros que las habilidades que se aprenden en estas profesiones no sólo sirven para desarrollarse en ellas sino como herramientas de la vida diaria. Una clase de expresión corporal o del uso de la voz pueden llegar a ser el equivalente de una “terapia física” o una “terapia de lenguaje”.  Además que elevan la autoestima de las y los chicos y son de gran ayuda para desarrollar la vida independiente. 

Las sesiones y clases que tomarán, además del conocimiento obvio, ¿qué les aporta a las y los participantes, en qué se traduce?

Las habilidades que se desarrollan en estas carreras, son habilidades que le pueden servir a cualquier persona en la vida diaria. El beneficio para pcd es aún mayor ya que son herramientas para el desarrollo de la vida independiente. Por ejemplo, yo he visto que mi hijo de 10 años con síndrome de Down, a través de  sus clases de actuación ha aprendido habilidades como: seguir indicaciones, el manejo de sus emociones, mayor foco en las tareas que se le asignan en la vida diaria, mejor coordinación de su cuerpo, mejor uso del lenguaje, además de elevar enormemente su autoestima y encaminarlo hacia una profesión a futuro.

Al término de los Workshops, ¿los y las participantes podrían iniciar una carrera en el modelaje y la actuación? ¿Cómo lo harían?

Como en cualquier profesión, se requiere mucha preparación, constancia y trabajo para poderse desarrollar en ella. Estos talleres darán a quienes participen las bases necesarias para entender de qué se trata cada profesión y, si es su deseo, seguirse desarrollando en ellas. También darán las bases necesarias para empezar a participar de inmediato en audiciones de proyectos inclusivos en el mundo de la moda, la publicidad y los medios, mismas que nosotros trabajamos todos los días por conseguir. 

¿Cuál es tu sueño, tu meta, con este tipo de actividades?

Mi meta es seguir abriendo un segmento laboral para pcd y profesionalizar su desempeño. Quiero mostrarle al mundo que las pcd tienen las mismas habilidades y capacidades que cualquier otra persona para desarrollarse en este segmento laboral y para hacerlo deben tener una buena preparación. 

Fotografía de un hombre ciego con bastón y lentes tomando la mano de una niña con sindrome de down mientras caminan en una pasarela.
Fotografía de una mujer abrazando a un niño con sindrome de down.
Fotografía de una mujer abrazando a una niña, ambas sonríen a la cámara y la niña tiene su pulgar arriba.
Fotografía de un grupo de personas, todas posando para la fotografía, en el centro un hombre en silla de ruedas.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.