Por Redacción Yo También

El estudio de la enfermedad de Alzheimer ha colocado a América Latina a la vanguardia de la investigación sobre la demencia. En Colombia, los investigadores se han centrado en el Alzheimer como enfermedad autosómica dominante, mientras que en Argentina y Brasil, sus colegas han trabajado arduamente para promover la prevención primaria.

Un artículo incluido en la edición de septiembre de la revista The Lancet indica que la región ocupa un sitio central en la prevención de la demencia, tanto hereditaria como esporádica y, como se anunció el 30 de julio en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer (AAIC 2020), el ensayo LatAm-FINGERS comenzará antes de fin de año, con el propósito de abordar el tema de la prevención primaria de la demencia en todo el continente.

Durante la última década, las iniciativas europeas lideraron la investigación clínica en prevención primaria. El estudio finlandés de intervención geriátrica para prevenir el deterioro cognitivo y la discapacidad (FINGER por su sigla en inglés) marcó un punto de inflexión, mostrando que la prevención podría ser una aspiración realista. Este ensayo evaluó si una intervención multidominio (dieta, ejercicio, entrenamiento cognitivo y manejo del riesgo cardiometabólico) podría prevenir el deterioro cognitivo en personas de 60 a 77 años. El deterioro cognitivo fue menor en los asignados al azar a la intervención que en los controles, que solo recibieron asesoramiento general de salud. 

La diferencia entre los grupos en las puntuaciones cognitivas por año fue pequeña, pero estadísticamente significativa, y el efecto podría tener un impacto considerable si se replica en el mundo real. Se consideró que los participantes en el ensayo FINGER tenían un alto riesgo de demencia, debido a su edad y factores de riesgo cardiovascular. Este último criterio es relevante, ya que la reducción del riesgo parece ser más eficaz cuando las intervenciones se dirigen a las personas que tienen ese riesgo. 

El estudio holandés de prevención de la demencia mediante cuidados vasculares intensivos (PreDIVA) no encontró ningún beneficio al enfocarse en los factores cardiovasculares en participantes seleccionados solo según la edad (70-78 años). La intervención FINGER fue más intensiva que las utilizadas en otros ensayos pioneros, como el Ensayo Preventivo de Alzheimer Multidominio (MAPT), lo que sugiere que atacar varios factores de riesgo de forma simultánea y vigorosa puede optimizar el beneficio. 

Sobre el resultado de la base proporcionada por estos estudios, la red World Wide FINGERS se lanzó en AAIC 2017 para abordar la prevención del deterioro cognitivo a nivel mundial. Para 2018, la red había planeado ensayos, con métodos armonizados basados ​​en las intervenciones del FINGER original, en Australia, China, Singapur, EEUU, Reino Unido y varios países europeos. Estos estudios en curso reportan a LatAm-FINGERS, que es el proyecto más grande de la red hasta el momento.

LatAm-FINGERS reclutará 1,300 participantes en 13 países, desde Argentina hasta México. El estudio también comparará los efectos de los consejos de salud (que son el brazo de control) con los de la intervención multidominio, que se ha adaptado localmente. Las intervenciones de dieta y ejercicio serán específicas de cada país, para adaptarse a los hábitos locales y las preferencias culturales. Sin embargo, las dietas deben cumplir con las pautas de dieta MIND (en cuanto a ingesta calórica, proporción de grasas versus carbohidratos, etc.) y los programas de ejercicio se estandarizarán en cuanto a recurrencia, intensidad y proporción de entrenamiento aeróbico, de fuerza y ​​equilibrio. 

Algunos participantes pueden tener un bajo nivel educativo y el entrenamiento cognitivo es quizás la intervención más desafiante. La prueba se hará en una plataforma de estimulación cognitiva digital, adaptada del estudio US-POINTER, que es la prueba en curso de la red en los EEUU. Después de un año, LatAm-FINGERS evaluará la viabilidad de la intervención multidominio en su amplio y heterogéneo entorno geográfico. Si los resultados de viabilidad son positivos, el ensayo se extenderá por otro año, pero la expectativa es que los primeros 12 meses sean suficientes para detectar un cambio en las puntuaciones cognitivas (el resultado primario).

La Comisión Permanente de Lancet sobre prevención, intervención y atención de la demencia, lanzada en AAIC 2020, recomienda “ser ambicioso en la prevención”. Propone un modelo de ciclo de vida de prevención de la demencia, en el que una docena de factores de riesgo modificables son responsables de aproximadamente el 40% de la fracción atribuible de demencia de la población en todo el mundo. 

El consumo excesivo de alcohol, la obesidad y la hipertensión en la mediana edad (45 a 65 años), y la diabetes y el sedentarismo en la vejez se encuentran entre estos factores. Una limitación importante del modelo es que la mayoría de los datos se obtuvieron en Europa y América del Norte, aunque la Comisión reconoce que “el potencial de prevención es alto y podría ser mayor en los países de ingresos bajos y medios, donde ocurren más demencias”.

La prevalencia de la demencia es alta y se espera que aumente en América Latina debido al rápido envejecimiento de la población; el crecimiento podría acelerarse si los factores de riesgo continúan aumentando. Cuando comience la fase de puesta en marcha de LatAm-FINGERS en noviembre, América Latina llevará el testigo hacia la prevención de la demencia.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.